Al igual que Jacob ,en su huída por el enfrentamiento con su hermano Esaú, se encontró con su Escalera que le comunicaba con el cielo, en mi huída del pasado y en plena lucha con el presente, yo me encontré con mi Escalera de Jacob.

A la búsqueda de un lugar donde me permitieran realizar un proyecto sobre la vida en una pequeña sala de teatro, la casualidad, el destino o en lo que cada uno quiera creer, quiso que fuese a parar a esta Escalera, donde me abrieron las puertas y me invitaron, no sólo a entrar y fotografiar, sino a formar parte de ese universo paralelo, que sin yo imaginarlo, cambiaría mi mundo, suponiendo el final de mi enfrentamiento con el pasado y el inicio de un camino donde redescubrirme y encontrarme conmigo mismo.

Un trabajo que nació con la idea de contar la historia de un lugar y terminó contando la historia de personas, que, como yo, en una búsqueda inconsciente de un lugar donde no sentirse foráneos, huérfanos, dieron con esta escalera.

1/35